miércoles, 25 de abril de 2012

AMOR

Este amoroso tormento
Que en mi corazón se ve
Sé que lo siento y no sé
La causa por qué lo siento.

                                                              Sor Juana Inés de la Cruz

Creencias muy antiguas y arraigadas en el ser humano, afirman que el enamoramiento se debe a una espedie de dardo lanzado por un angel (Cupido) o que nos enamoramos de alguien por efecto de la conjunción de los astros que nos gobiernan o que las pesonas de quien nos enamoramos posee  un irresistible  magnetismo sobrenatural que nos atrae. Y es que, verdaderamente,   pareciera algo mágico, por lo dificil  que es   controlar la fuerza del amor.  Sor Juana Inés de La Cruz, por ejemplo,  no se podia explicar,  racionalmente,  la causa de su “amoroso tormento”. 
Pero el amor es en realidad una emoción emanada de nuestro cerebro, que surge de unas necesidades transmitidas  por  nuestro código genético y no de  los astros: necesidad de  asegurar la descendencia,  de compartir intimidades, de satisfacer deseo sexual,  de crear lazos afectivos,de sentirse acompañada (o), de formar grupos sociales,etc. Cuando esas necesidades se hacen más “urgentes”  nos fijamos en la persona que  tengamos mas cerca y que reuna ciertas caracteristicas  derivadas del aprendizaje y  de nuestra persoanlidad. Entonces se produce una cascada de procesos neuroquímicos (adrenalina, difeniletilamina, dopamina, etc)  que nos impiden pensar y buscar otra cosa que no sea la persona deseada.  
La primera emoción  amorosa puede sentirse  a los 6 años de edad, cuando comenzamos la escuela , pero la de mayor intensidad se suele sentir en la pubertad, que en la hembra  es más platónica y en el varón  más erótica. En este periodo de la vida hay un despertar hormonal  torrencial que provoca cambios en  todo nuestro cuerpo, estimulando  los deseos sexuales  y   haciendonos  aptos para la reproducción.  A partir de los 16 a 17 años la “urgencia amorosa” suele ser irresistible para hombres  y mujeres,  y es generalmente cuando se empiezan los noviazgos  y las primeras relaciones sexuales.
El enamoramiento genera una atracción irresistible hacia la persona amada, que los poetas han sabido expresar  muy bien. He aqui una muestra tomada deDon Juán Tenorio ( de Zorrilla) :
“Tal vez poseéis, don Juan,/un misterioso amuleto/que a vos me atrae en secreto/como irresistible imán.” 

En este momento  el amor no deja ver los defectos del ser amado, al contrario, todo en él o ella “son mimos ardientes” (como diría el poeta zaraceño Ernesto Luis Rodríguez), todo es bello. La pasión amorosa provoca una situación  de euforia productiva, con estado de ánimo aumentado; “es una inmensa fuente de energía y creatividad” (W. Pasini, 1992, Intimidad), que en un terreno fértil  es capaz de producir edificantes iniciativas en todo género de cosas, más en terrenos inadecuados puede ser peligroso.  La persona apasionada siente mucha energía  constructiva aunque también puede ser  destructivaHay un diálogo muy interesante en la famosisima novela de Julio Verne, 20.000 leguas de viaje submarino, entre los dos personajes protagonistas de la obra (el capitán Nemo y el profesor Aronnax) en el cual se sostiene que el amor y el odio son las fuerzas más poderosas que tiene el humano. Recordemos ese diálogo y saque  cada quien  su propia conclusión:

Capitán Nemo –con tono patético-: “¿sabe usted, por experiencia, hasta donde puede llegar el amor?”
Profesor Aronnax: “Sí, no tiene límite”.
Cap. Nemo: “Pero lo que no comprenderá nunca es el poder inmenso del odio, puede llenar tanto el corazón como si fuera el propio amor”.
Prof. Aronnax: “lo siento por usted, es un amargo sustituto”. 

Reconoce el profesor Aronnax que el odio es también una fuente de energía, pero amarga. Y es que en  esta novela, por odiar demasiado, el capitán Nemo construyó una nave extraordinariamente poderosa pero destructiva y el profesor Aronnax trataba de convencerlo para que encausara esa energía   hacia el bien.   
 La "magia" del amor  no es eterna y pasados algunos  meses a un año, comenzamos a ser más objetivos con respecto a la persona amada y el  “frenesí”  inicial va disminuyendo progresivamente. Por ello es recomendable que antes de decidir formar pareja estable, tengamos un periodo de prueba (noviazgo) de ocho meses a un año o más si es posible, de esta manera tendremos oportunidad de conocer mejor a la persona y tomar una decisión mas serena.
Empero, no todas las personanas son iguales y unas son mas “enamoradizas”, compulsivas, dependientes, subjetivas, insensatas y confiadas, y otras son más sosegadas, objetivas, independientes, controladas o desconfiadas, a la hora de enamorarse. De alli que algunas “sucumban”  más pronto que otras. Hay factores que hacen que uno se incline por unas personas más que  por otras, como: la adecuada comunicación, las expectativas que  se tengan, igual  nivel sociocultural, creencias similares,  las actitudes parecidas y que el grado de enamoramiento sea recíproco. Pueda que sea por ello que el padre del psicoanalisis, Sigmun Feud, opinara que un sujeto ama de otro una parte de si mismo, real o idealizada.
No todas los que sienten el enamoramiento inicial continuan el camino hacia una relación más estable. Bien porque sienten otro (s) “flecahazos”, sienten miedo al compromiso, aceptan opiniones de familiares o amigos contrarias a su enemoramiento o por razones patológicas, como ideas obsesivas, ideas religiosas sobrevaloradas, alteraciones afectivas, entre otras.  
Como dijimos, el apasionamiento inicial va cediendo progresivamente y nos va dejando un sentimieto menos intenso  en cuestión de 3 a 5 años.  Debido,  en buena medida,  a un mecanismo de autorregulación en los procesos neuroquímicos del cerebro.  En este lapso se conoce mejor al compañero o compañera y se es más objetivo en cuanto a a sus posibles defectos.
Si durante el apasionamiento se produce una ruptura por una de las partes,  la persona enamorada va asufrir un intenso dolor moral que llamamos popularmente  “despecho amoroso” (en Venezuela se le dice  “guayabo” o “estar enguayabado”), que se parece mucho a un duelo con tristeza, angustia, pensamientos repetitivos, negación, compulsión  de buscar a la persona amada (como el adicto que busca su droga). Puede llegar al insomnio, falta de apetito, pérdida de peso, falta de interes por la vida y requerir asistencia especializada.   Tal y como lo describia una canción de los años setenta, cantada por Pedrito Fernandez:
 "La de la mochila azul, la de ojitos dormilones./Me dejo gran inquietud y bajas calificaciones/ni al recreo quiero salir, no me divierto por nada/No puedo leer ni escribir. Me hace falta su mirada”. 
                                                                                           ( Autor: Pablo López de Carvajal)
                                                                                “                                                                                                                                                                                                                                                        
Una pareja es  estable,  pasados los años del apasionamiento,  porque se quiere, se respeta, se admira, se sabe comunicar, se siente orgullosa, es solidaria, se entiende y  se perdona. No significa que no tengan algunos enfrentamientos  y  algunas dudas, pero no llegan a perderse el respeto mutuo y cuidan los derechos del otro. Respeto quiere decir  no hacer al otro lo que no queremos que nos haga, no hacer trampas, jugar limpio, no manipular, no invadir su espacio íntimo. Debe haber un sentimiento de que el  b a l a n c e   d e   l a r e l a c i ó n    e s   p o s i t i v o, es decir que son más las cosas positivas que las negativas .
La personalidad influye de manera determinante en la estabilidad de la pareja. Rasgos de personalidad inflexible, dominante, posesiva, rígida, impulsiva, manipuladora, con mecanismos de defensa desadaptativos (proyección, agresividad pasiva, cuando la persona  atribuye su insatisfacción a causas externas a ella, cuando no hace introspección)  tienden a generar  conflictos, inestabilidad y rupturas.  Otros elementos de personalidad perurbadores son la desconfianza excesiva y  la dependencia exagerada.
C O N V I V E N C I A
Vivir con otra persona de forma armónica no es nada facil. Si “convivir con uno mismo” es dificil y entenderse consigo mismo muchas veces es complicado,  pretender comprender los pensamientos, sentimientos y conductas de otra persona es doblemente complicado. Además, para “agravar” las cosas, esa otra persona es del sexo contrario (la mayoría de las veces) y por mucho que pretenda la sociedad contemporánea  igualar a ambos sexos, la biología se encarga de recordarnos que somos  c o m p l e m e n t a r i o s   p e r o  n o   i g u a l e s .  Hombre y mujer tienen diferencias incuestionables, cada uno con intereses, necesidades, gustos y conductas  difernetes; el cerebro del hombre y la mujer se parecen mucho, pero tienen diferencias. Estas diferencias proceden de la evolucion de la especie y sirve  para que se complementen las tareas de la familia.
Para ilustrar esta aseveración nos vamos a valer de un comercial de televisión,  donde aparece una mujer siendo picoteada en la cabeza  por un pájaro carpintero mientras la martiriza, recordandole sus preocupaciones  más importantes; el pajarito le dice repetidas veces: “te van a salir canas como las de tu mamá”, “paga tus deudas” , “operate las lolas”. Por supuesto que esta ave representa a sus  propios pensamientos, que de manera obsesiva la angustian,  repitiendole lo  más perentorio para ella, que es mujer de un nivel social promedio en una ciudad occidental  cualquiera. Pero, les aseguro que si el publisista hubiese escogido a un hombre,  no lo presentaría  con las mismas preocupaciones que la mujer,  lo mas probable es que el pajarillo le dijese  al hombre: “compra la entrada para el partido”, “busca las cervezas”, “compra  Viagra”.  Cuando un hombre ve el comercial se rie y piensa que las mujeres se preocupan por cosas banales, pero para una mujer son cuestiones importantes. De igual manera a una mujer le parece absurdo las preocupaciones de un hombre.
Por ello es importante  n o  i d e a l i z a r  la convivencia. Habrá menos decepciones si entendemos  lo dificil que es vivir con otro (otra).  Es necesario estar dispuesto a tolerar, entender y transigir con el otro (otra).  Por ello hay que aprender a dialogar, a comunicarse y a negociar. Eso no significa que  debemos vivir amargados, por el contrario hay que  tratar de pasarla lo mejor posible, construyendo dia a dia nuestra felicidad,  nosotros mismos, sin esperar que otro lo haga por uno. Buacando el lado bello de las cosas. Sobre todo de las cosas sencillas.
Las personas que esperan que los demas lo hagan feliz,  terminan decepcionados de todos y de sí mismo.  Las personas que fabrican su propia dicha se sienten mas seguras de ellas. Y es muy importante tener siempre en mente el tratar  de hacerle la vida más facil a la pareja, eso se agradece y seguro que se premia. Como lo aconsejaba Armando Manzanero en aquella bellisima canción que decía: “Contigo aprendí/ que existen nuevas y mejores ilusiones/... A hacer mayores mis contadas alegrias/ Y a ser dichoso yo contigo lo aprendí”. Que sabio consejo: “las contadas alegrías”  hay que tratar de hacerlas mayores.
Muchas veces, luego de algun tiempo,  cuando pasa el apasionamiento, la convivencia puede empezar a mostrar cansancio o sufrir crisis, se empieza a sentir molestias, desconfianzas... Y aparecen los reclamos, las discusiones y hasta peleas. Que son signos importantes de que algo no funcionó bien: las espectivas no se cumplieron... Y ¿a qué se  debe esto?: bueeeno... esta es una preguntica que nos hacen a los terapeutas y que nos dejan rascandonos la cabeza. Pero seguro que no tiene nada que ver con la conjunción de los astros, más bien tiene que ver con la “conjunción” de deficiencias muy humanas. Trataremos de ordenarlas: nos parece que la mayor de las deficiencias es en la comunicación, por ello más adelante dedicaremos un espacio a este problema; otra deficiencia  importante es la relativa a la distribución de funciones en la relación, es decir qué  le toca hacer a cada quien en el hogar, por que mucha veces los roles no han quedado bien aclarados o distribuidos equitativamente; el aspecto de la economía familiar es también un elemento perturbador en muchas ocasiones, tiene que ver con inconformidades de como se está utilizando el dinero y demas bienes. La forma de educar a los hijos es posible que genere conflictos, asi como el trato a los familiares de uno y otro, es frecuente oir quejas de ambos miembros de la pareja en relación con la intromisión de algunos familiares o amigos en los problemas de la pareja  y por supuesto,  la deficiencia  en  demostrar afecto incide negativamente; asi como muchos problemas de tipo sexual, como la incompatibilidad en frecuencia sexual o en el ejercicio de la función sexual (eyaculación precoz, vaginismo, disfunción orgásmica, etc.) o lo realivo a las caricias, las posiciones, molestias durate el coito, etc.  En resumidas cuentas, la suma de muchas deficiencias o problemas hace que el balance de la relación se perciba nagativo, lo que genera molestia, perturbación, desconfianza e inconformidad.
Las deficiencias en la relación pueden superarse, siempre y cuando exista disposición  s i n c e r a  para ello. Habría que comenzar por identificar el problema y buscar una solución que satisfaga a ambos, pero ello requiere de  e m p a t í a,  que quiere decir ponerse en el lugar del otro, tratar de sentir lo que el otro siente,  entender su estado de ánimo, sus necesidades, que  aunque nos parezcan absurdas, para ella (él) deben ser importantes. Si entramos en sintonía con la pareja podremos evitar reacciones negativas y logramos actitudes positivas, esto va a generar mejor disposición para solucionar los problemas y abordarlos de forma constructiva. Abordar los problemas de forma constructiva quiere decir evaluarlos desde aspectos diferentes, desde los aspectos favorables, los desfavorables y los neutros. Los aspectos positivos del problema debemos reforzarlos, a los negativos buscarle solución y a los neutros dejarlos en observación para ver como evolucionan. Hay que evitar la crítica destructiva a toda costa.
R U P T U R A


Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.
Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.
Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.
Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.
Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo”.
                                                                                                                                                                                  Pablo Neuda: Poema 20

En esta sociedad occidental, cada vez se hace más frecuente que los conflictos de la pareja no puedan ser superados y terminen en ruptura de la relación. La separación es, casi siempre, una causa de estrés para ambos, o al menos para uno, que lleva a trastornos adaptativos. El  manual diagnóstico CIE 10 (Clasificacón  Internacinal de las Enfermedades), se refiere a los "Trastornos de adaptación", afirmando que se trata de “estados de malestar subjetivo acompañados de alteraciones emocionales que por lo general interfieren con la actividad social y que aparecen en el período de adaptación a un cambio biográfico significativo o a un acontecimiento vital estresante”.
“Las manifestaciones clínicas del trastorno de adaptación son muy variadas e incluyen: humor depresivo, ansiedad, preocupación (o una mezcla de todas ellas); sentimiento de incapacidad para afrontar los problemas, de planificar el futuro o de poder continuar en la situación presente y un cierto grado de deterioro del como se lleva a cabo la rutina diaria. El cuadro suele comenzar en el mes posterior a la presentación del cambio biográfico o del acontecimiento estresante y la duración de los síntomas rara vez excede los seis meses”. En el caso de  ruptura, los síntomas comienzan desde que la pareja siente la amenaza de separación y se suele  acentuar  cuando se materializa fisicamente, pero aunque parezca  paradójico,  en algunas ocasiones la separación física  alivia la angustia.  
El proceso adaptativo por separación de pareja,  puede durar de 6 meses a 2 años y  puede ser mas o menos intenso. Estas diferencias estan en relación con la personalidad, con el apoyo familiar y social que se tenga, con las condiciones económico-financieras del sujeto, entre otras.   Durante este proceso se va a atravesar por una serie de fases, con altibajos emocionales: al principio no se deja de pensar en lo ocurrido, se intenta explicar que fué lo que pasó, se experimentan emociones intensas de rabia, culpa, tristeza y angustia. En este momento puede haber mucho resentimiento hacia el otro con  rencor y deseos de venganza. Luego va quedando una etapa de soledad y tristeza, de la que progresivamente se va recuperando, hasta que aparece una nueva necesidad de afecto y compañía y se empieza a pensar en una nueva unión. 
Yo voy hacia mi propio nivel. Ya estoy tranquilo/   
 Cuando renuncie a todo, seré mi propio dueño;/
Desbaratando encajes regresaré hasta el hilo,/  
     La renuncia es el viaje de regreso del sueño.                                                                          
  (Andrés Eloy Blanco, La renuncia)
                                                                           

Recomendamos leer la entrada CRISIS de abril de 2011 en este mismo blog.
Cuando la separación es inevitable es deseable que se realice lo menos traumática posible. ¿Para qué pelear? ¿Qué beneficios nos trae hacer sufrir al otro? ¿Qué ganamos con vengarnos? . Lo mejor es separarse inteligentemente, llegar a acuerdos que favorezcan a ambas partes.
Si se tienen hijos es necesario no contagiarlos con los sentimientos o emociones negativas. Nunca hablarles mal de su padre o madre, menos utilizarlos para desquitarse o herir al otro. Se debe tener en cuenta que los niños sufren la separación de sus padres y las peleas entre ambos los hacen sufrir mucho más. A los niños menores de 10 años les cuesta entender la situación y por ello son más propensos a sufrir trastornos emocionales, problemas académicos, regresión a etapas superaradas: por ejemplo, hay niños que vuelven a orinarse en la cama,  a temer la soledad o la oscuridad, a retrasar su aprendizaje escolar etc. NO LE REPROCHE NADA A SU EXPAREJA DELANTE DE SUS HIJOS.
Refencias:
Castro, R. (2009) Manual de Sexología para Médicos Generales. (no editado)
Fromm, E.( 1989) El arte de Amar, E. Paidós . Barcelona
Liberman,  R. Y otros. (1987) Manual de Terapia de Pareja. Ed. Desclée de Brouwer, S.A. Bilbao.
O M S (1994) C I E 10. Meditor. Ginebra.
Pasini, W. (1992) Intimidad (Más allá del amor y del sexo). Ed. Paidós. Barcelona.
Psicología para Todos, (2011) Ed. Oceano. Barcelona.
Dibujos de Ricardo Castro Ricardi

2 comentarios:

  1. Muy buenas, mi nombre es Arianna Galán soy una estudiante de segundo de bachillerato, estoy haciendo un trabajo sobre la Química del amor (endorfinas, los neurotransmisores que actúan en él, etc) y me gustaría saber si podría entrevistarte (bien sea online o en persona si actualmente resides en Barcelona). Muchísimas gracias recibe un cordial saludo. Espero tu respuesta.

    ResponderEliminar
  2. Uff quiero un consejo, me he enamorado, ilusionado o como se llame de un psiquiatra, ambos charlabamos, tomábamos café juntos, me decía que pasara por su consultorio a llevarle café, a veces salía de mi oficina a complacerlo, otras no, siempre su mirada penetraba la mía, me ponía o me pongo superior nerviosa, el sabe mi comportamiento y más que me pone nerviosa porque me gusta. Pero se aprovecha de esa emoción y de mi falta de conocimiento en base a estos temS, tras pasado un largo beso, palabras y café, a veces me escribe, a veces no, me deja siempre con una intriga y ya no aguanto más quiero.ayuda , quiero.controlar eso, quiero verlo y que no pase nada, que el ni siquiera Siento que me gusta... ya estuvo bueno de dejar que el siga jugando conmigo

    ResponderEliminar